Se mojó mi equipo

En ocasiones por un descuido o un accidente se nos puede derramar liquido en el equipo o mojar debido a la lluvia. Las garantías no cubren este incidente cómo garantía ya que es una avería producida por el accidente y no por una pieza en mal estado.

Los equipos de educación soportan una determinada cantidad de líquido no abrasivo, pero debemos ser muy cuidadosos.

Lo primero es determinar de qué se ha mojado y su cantidad. Si ha sido un poco de agua, lo mejor es apagar el equipo. Intenta secar el equipo con papel o un trapo absorbente y déjalo secar. Evita frotar, haz la limpieza en círculo de forma suave. Intenta inclinar el equipo de forma suave para intentar sacar el agua sobrante. No lo pongas en arroz ni nada parecido, se seca mejor al aire.

DÉJALO DE USAR AL MENOS 24 HORAS.

Si es mucha agua, pon un ticket para que podamos secarlo nosotros y te dejamos uno de botiquín.

Si es poca cantidad y se te ocurre usar un secador, ten en cuenta que debe estar retirado del equipo para no derretir las partes de plástico (30 a 45 centímetros) y no lo pongas en dirección por donde entró el agua (se meterá más a dentro) sino donde crees que puede estar el agua para intentar evaporarla. Recuerda, se puede quemar el equipo no lo pongas mucho tiempo y ve tocando con cuidado la zona que estas secando para asegurarte de no calentarlo demasiado. Si tienes dudas pon un ticket.

Si el líquido es otro que pueda ser abrasivo, por un ticket cuanto antes para que podamos secar nosotros el equipo por dentro antes de que se sulfate la placa o dañe la batería.

Recuerda que esto no lo cubre la garantía y si no obramos con rapidez puede ocasionar gastos que deberá cubrir la familia.